Las empresas familiares de España han celebrado el XXII Congreso Nacional en Murcia bajo el lema “un paso adelante”.

  • El presidente del Instituto y los presidentes de las AATT ( Asociaciones Territoriales) han firmado una declaración institucional, con el lema «un paso adelante» en educación.
  • Las empresas familiares se comprometen junto con el Gobierno, partidos políticos, instituciones,  los agentes sociales y la sociedad en general a trabajar para conseguir una educación de calidad para nuestros jóvenes pensando a largo plazo en el futuro de las personas y de la sociedad.

Más de 600 miembros de familias empresarias de España se dieron cita en Murcia para acudir al congreso nacional organizado por el Instituto de Empresa Familiar junto con las Asociaciones Territoriales celebrado del 27 al 29 de octubre.

La Asociación Cántabra de Empresa Familiar, ACEFAM busca propiciar un nuevo sistema educativo de calidad mejor adaptado a la realidad de las personas y de las empresas de Cantabria. En este sentido, la asociación ha señalado que las familias empresarias están trabajando junto con las autoridades educativas y la Fundación Bankia por la Formación Dual en un nuevo modelo de Formación Profesional para la región. El siguiente objetivo será conseguir una asignatura de Empresa en la educación obligatoria con el fin de propiciar vocaciones emprendedoras desde edades tempranas, así como una mejor comprensión y valoración del papel dinamizador del empresariado en la sociedad.

La Asociación Cántabra de Empresa Familiar, defiende que “España y Cantabria necesitan urgentemente replantear su modelo educativo con el fin de abordar el futuro con garantías”. Tal y como se ha puesto de manifiesto en el Congreso nacional de Empresa Familiar, nuestro país tiene un notable margen de mejora porque existe “una dramática necesidad de perfiles profesionales que las empresas no están encontrando”.

El nuevo contexto económico marcado por el progreso tecnológico y la competitividad global, exige mayor cualificación para fortalecer la supervivencia de las empresas. Las familias empresarias quieren ser parte de la solución y colaborar con las autoridades educativas y otras instituciones de la región en la reorientación del modelo educativo de manera urgente.

El trabajo ha comenzado en el ámbito de la Formación Profesional dual, donde más se acentúa la necesidad de trabajadores jóvenes cuyo desempeño se ha de realizar en un ambiente más tecnológico y en permanente desarrollo. El desfase entre el actual sistema de formación y el mercado de trabajo es uno de los principales obstáculos de crecimiento empresarial. Por esta razón, ACEFAM  insiste en que no habrá una verdadera igualdad de oportunidades para los jóvenes si no somos capaces de poner en marcha una formación de calidad que facilite el acceso al mercado laboral. Las familias empresarias creen que es factible un debate sin planteamientos ideológicos que haga de la formación un nuevo modelo económico adaptado a los cambios productivos generados por la revolución tecnológica.

Por último, cabe destacar que en el congreso también se trataron otros temas de gran importancia como los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la apuesta de las empresas familiares por la Economía Circular y la participación de los jóvenes. Del mismo modo, el encuentro ha servido para poner de manifiesto la urgencia de asumir la transformación digital en cualquier tipo de empresa.